Flor-de-Lisianthus
¿Qué es un Lisianthus ?
octubre 30, 2015
CALLAS (4)
Historia y significado de las calas
noviembre 5, 2015

El Lilium

Marlon

Conocido popularmente como Azucena, el Lilium es una planta bulbosa, herbácea perenne con bulbos escamosos.

El género Lilium, comprende unas 100 especies que en su conjunto están presentes en extensas regiones templadas del hemisferio norte. De ellas, unas doce son indígenas de Europa, dos de América del Norte y sobre unas sesenta de Asia.

El Lilium pertenece a la familia Liliaceae y un importante número de sus especies se cultivan para el mercado ornamental. En función de las especies o variedades seleccionadas, pueden ser utilizadas en los sectores de la flor cortada, planta en maceta e incluso en jardinería.

Actualmente y como plantas ornamentales, se han desarrollado grupos de híbridos, como por ejemplo los Lilium híbridos asiáticos, Lilium híbridos orientales y Lilium híbridos longiflorum.

Cómo es la planta ornamental de Lilium

Los Lilium ornamentales son destacables por sus bulbos escamosos de renovación plurianual, sus grandes y decorativas flores que pueden ser de tipo cáliz, trompeta o turbante y por sus largos tallos con hojas sésiles

Su sistema radicular es muy peculiar. Por una parte posee un bulbo con escamas carnosas que en realidad son hojas modificadas para almacenar agua y sustancias nutritivas de reserva. Por otra, sus raíces carnosas son extremadamente importantes en su cultivo y por ello, las que vienen con el bulbo antes de su plantación, deben de ser conservadas porque juegan un papel fundamental en su nutrición durante su primera fase de desarrollo. Por último tenemos las llamadas raíces de tallo, presentes en la mayoría de los Lilium, que son emitidas en la parte enterrada pero por encima del bulbo y que ayudan especialmente en la absorción de agua y nutrientes.

Las hojas de Lilium están dentro de la gama de color verde intenso, con nervios paralelos en sentido longitudinal de la hoja, son lanceoladas u ovalo-lanceoladas y miden entre 10 a 15 centímetros de largo y de 2 a 3 de ancho.

En cuanto a sus flores, son grandes y se sitúan en el extremo del tallo. Con la apariencia de trompeta, turbante o cáliz, pueden ser erectas o colgantes según el grupo de híbridos al que pertenezca. Destacar que existe una amplia gama de colores, predominando el blanco, rosa, rojo, amarillo y combinaciones de éstos.

Una vez fecundada su flor, se produce el fruto aunque sin valor comercial. Este tiene forma de cápsula trilocular que contiene alrededor de unas 200 semillas con forma aplanada y alada.

El Lilium y su comercio ornamental

En cada grupo (Lilium híbrido asiático, Lilium híbrido oriental y Lilium híbrido longiflorum), se han desarrollado numerosas variedades comerciales.

El Lilium es una planta muy relevante ocupando el quinto lugar en el ranking de las flores más vendidas en el mundo, detrás de las rosas, los crisantemos, los tulipanes y los claveles por orden de importancia. A ello hay que sumar los mercados, aunque más testimoniales pero a tener en cuenta, que poseen como planta ornamental cultivada en maceta y en jardinería cuando es utilizado como planta bulbosa naturalizada.

Su gran mercado en flor cortada no es casual ya que es una flor muy apreciada por el consumidor dada su calidad y posibilidades ornamentales en sus diferentes aplicaciones.

A nivel internacional, Holanda tiene el monopolio de la producción de bulbos de Lilium para sus diferentes cultivos (flor cortada, planta en maceta o para uso en jardinería), ya sean realizados en su propio país… como por influencia destacable en calidad de operador directo o indirecto en otros países como Japón, Estados Unidos, Francia, etc.

Cada vara de Lilium suele contar con grandes botones florales que, al florecer, ofrecen unas enormes flores de colores puros o variados y un poderoso perfume en función de la especie y variedad. Este aroma puede llegar a ser tan intenso que incluso puede resultar incómodo si se ponen sus flores en una habitación pequeña. Como ventaja, ambientarán cualquier estancia donde se coloque el ramo.

Las flores de Lilium poseen porte aristocrático, elegancia, finura y una esbelta arquitectura, consiguiendo tener un protagonismo por sí solas.

Cuando se compran flores de Lilium, deben de estar sus botones florales completamente cerrados, marcando la apertura uno o dos botones de cada tallo, siendo síntoma de que acaban de ser cortadas.

En muy breve plazo de tiempo se verá cómo van abriéndose poco a poco, ofreciendo una espléndida floración.

El Lilium ha sido cultivado por el hombre desde hace más de 3.000 años aunque su familia botánica es contemporánea de los dinosaurios del Cretáceo.

Históricamente, la flor de Lilium se convirtió en la flor sagrada para los asirios, que la cultivaron intensamente en los jardines de Babilonia junto con la rosa y el iris. También en China eran muy apreciados por la creencia popular de que ahuyentaban el mal de ojo, atraían el amor y tenían una duración eterna; quizá por eso a estas flores se las conocía como “siempre amor”.

Existe importantes diferencias entre las tres grandes categorías de Lilium que podemos encontrar en el mercado: Lilium híbrido asiático, Lilium híbrido oriental y Lilium híbrido longiflorum.

Las flores de Lilium híbrido asiático suelen ser producto de variedades híbridas con menor o sin fragancia pero con un generoso tamaño y en una amplia gama de colores.

Las flores de Lilium híbrido oriental tienen una escasa variedad cromática pero cuentan con un poderoso aroma y los botones florales son de mayor tamaño.

Las flores de Lilium híbrido longiflorum son más conocidas como azucenas o lirios, tienen una intensa y dulce fragancia y cada vara incorpora entre 2 y 4 capullos de unas flores atrompetadas y blancas.

Fuente: www.floresyplantas.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *